loading
16 Apr

retroViSOR: El viaje atávicomoderno por: Angela Lourdes Navarro*

Asuma un reto:

Si le dan una guitarra, un caja llena de documentos de archivo, una cámara, equipos de sonido y varios tracs de video y de audio relacionados con el paisaje y la música colombiana. ¿qué se inventaría con todo esto?

A pesar de parecer una suma de elementos diversos y tal vez, difíciles de acoplar, de esta reunión surgió retroVISOR, un proyecto musical-audiovisual que explora varios géneros musicales como el jazz, lounge, rock, cumbia, porro, merencumbé y en donde visualmente se examinan documentos de archivo, de memoria, así como también de diversos paisajes y naturaleza colombiana.  La banda resulta en una obra en donde la música y la imagen tienen el mismo nivel de importancia, pues los audiovisuales aquí son un instrumento que dialoga en una simbiosis con lo que esté sucediendo en la música.

RetroVISOR y su estética: material retro (antiguo, de atrás) con imagen original mezclado y controlado en tiempo real.  Ver a retroVISOR en vivo es un viaje a varios rincones de Colombia, un viaje psicodélico que transporta y que hace al espectador parte de la escena, pues desde que empieza la función, éste es inundado por un mar de imágenes, video mapping (proyección arquitectónica en gran formato), personajes disfrazados de animales y beats que retumban en el cuerpo.

¿Y como lo descubrí?  Así fue el acercamiento:

Después de un día agitado, a las 6 de la tarde tomé la decisión de salir a “hacer algo”.  Terminé sentada a las 7 pm en la mitad de la sala de la Fundación Gilberto Alzate Avendaño sabiendo que iba a ver un concierto.  Los detalles de esta presentación me los dio el vigilante, que en esta fundación es el encargado de dar la información de la programación cultural, de organizar públicos y muchas veces de entregar boletas.  Se apagaron las luces, se escuchaban celulares que avisaban su disminución de volumen y empezó la función:

En medio de la obscuridad, personajes con cabezas de animales se apoderaron del escenario, había un unicornio, un hipopótamo, una cebra, un tigre y un león, mientras un sonido de bajo muy fuerte iba también acrecentándose en el espacio.  En este momento, con este corto acercamiento –y sin conocer nada de retroVISOR- pensé que me enfrentaba a una presentación que no era solo un concierto, hablando en términos musicales (como decía en el volante de programación), sino que era un grupo que además de hacer música, manifestaba la importancia por la estética, por lo audiovisual y por la realización de actos en vivo.

Unicornia

Presentación de retroVISOR, Julio 23 de 2014.

Para asegurarme de la obra que iba a presenciar y para contextualizarme un poco –pues con el primer contacto con la obra ya quedé además de impactada, un poco perdida- tomé la programación mensual de la FUGA, busqué el evento y descubrí que estaba ante una presentación de retroVISOR.  Aun con curiosidad, rápidamente busqué en Google y leí que era un proyecto musical-audiovisual de Carmen Gil Vrolijk y de Camilo Giraldo Ángel.  Me sorprendí, pues resultó que Carmen no me era desconocida, pues es docente de la universidad de donde soy egresada e inmediatamente recordé que daba clases del énfasis de Medios electrónicos y artes del tiempo del departamento de Arte, y que además es profesora de algunas materias de la Especialización en Creación Multimedia en el mismo lugar.

Así, comprendí un poco más a que me enfrentaba en ese momento, pues era seguro que la multimedia del grupo era una parte importante de la presentación, al tener dentro de sus integrantes a una artista con intereses en audiovisuales y como vi, era la video jockey de la agrupación.

Después de un buen tiempo viendo más y más animales que se apoderaban de los instrumentos, aparecieron las voces de manifestantes en una marcha.  Tanto el audio como el video de esta marcha eran evidentes en el escenario, pues las imágenes de la marcha estaban siendo proyectadas mientras los gritos y proclamaciones aumentaban. A la par de esto, los animales realizaban un acto de coronación al unicornio.  Entonces, ahora el espectáculo tenía una reina (la reina unicornio) y el video empezó a mostrar la caída abundante de monedas y billetes, además de un exuberancia representada en excesos de frutas y verduras.  Todo este mar de sucesos era el inicio de la presentación y por tanto del nuevo álbum Chicha! (2014) que en ese momento lanzaban.

Investigué un poquito más y comprendí que lo que estaba viendo era el tercer álbum de retroVISOR, pues el primero fue Amazonas S.O.S en el 2007 y el segundo Vj Sessions en 2010.

Me dije a mi misma en ese momento, que si lo que había visto hasta ese momento era la presentación del proyecto retroVISOR, pues ya me había enganchado con ellos y estaba ansiosa por continuar en su presentación.

CHICHA_CDbaby

Después de quedar fascinada con retroVISOR, hablé con sus músicos para conocer más de éste proyecto.  Carmen y Camilo, los dos integrantes principales de la banda, explican que la puesta en escena y la caratula de su nuevo álbum hablan del concepto que hay detrás de este disco, pues éste busca reflexionar entorno a los problemas actuales de la sociedad colombiana como por ejemplo, la soberanía alimentaria, las presencia acrecentada de las grandes corporaciones y la problemática que encierran los políticos corruptos.  Esta mezcla de situaciones alarmantes que acontece el país, la música y los visuales que se reflejaban en el espectáculo explican lo que seria “el zoológico de Pablo Escobar”.  Carmen expresa, “yo soy en el escenario un unicornio que podría ser perfectamente el unicornio que Pablo Escobar mandó a pintar y al que le puso un cuerno con tal de tener uno en su zoológico”.  Así, retroVISOR critica con buenos beats, con imágenes y con el uso del humor negro, situaciones complicadas de Colombia a lo largo del álbum Chicha! del 2014.

Otra de las canciones impactantes de su disco comenzó con el cántico de un chamán que mientras transcurría el tiempo, se iba haciendo más fuerte.  También, se proyectaron sobre los músicos, los equipos y sobre módulos tridimensionales (que creaban efectos de video mapping en el espacio), una gran cantidad de imágenes de la selva como lagunas, árboles gigantes y también algunos mandalas de diversas formas y colores.  Todo esto hacía que el escenario fuera convirtiéndose en un espacio psicodélico en el que estaban jugando al mismo tiempo muchos factores (luces, sonidos, canticos, personajes, música, construcción espacial).

Esta jungla de sonidos e imágenes eran parte de la canción Manguaré que además de usar videos que Carmen Gil ha recopilado a través de sus viajes, usa imágenes que la fundación Greenpeace le había dado a retroVISOR.  Estas imágenes mostraban la tala de arboles, incendios forestales, deforestación, paisajes muertos, entre otros acontecimientos de destrucción natural.  Era evidente que con Manguaré se pretendía ver como las grandes corporaciones están destruyendo un paisaje tan importante de Colombia como es el de la selva amazónica.  Este acto crítico refleja la importancia que tiene para la banda hacer un llamado de atención sobre la situación por la que están atravesando algunos ecosistemas colombianos, pues éstos están siendo destruidos a diario por las grandes compañías.

RetroVISOR no solo se enfoca en dejar ver la magia de lo retro y de la mezcla visual y sonora en tiempo real, sino que también cuestiona aspectos importantes que afectan al país y que no hay que seguir desatendiendo.  Eso si, ellos muy claramente recalcan que no quieren tener una posición activista, sino que buscan generar conciencia sobre la necesidad de proteger la naturaleza.

Es importante subrayar que la estética retro que los caracteriza no es solamente dada en la construcción de piezas musicales y en las carátulas de los discos, sino que esta idea la hacen evidente también durante el concierto.  Cuando tocaron la canción Estación Memoria, Camilo Giraldo Ángel introdujo a ésta diciendo “ahora nos vamos a un viaje en trenes y después de esta canción escucharemos covers de música colombiana vieja, pero de una forma moderna”.  La canción mezcla varios de los sonidos de un tren, a la vez que se fusiona con otros ritmos, mientras en los visuales se ven las ruedas del tren que van pasando por varias imágenes de estaciones, de locomotoras y de personas que viajaban en ellas.  Después de la canción empieza el repertorio de música colombiana vieja.  Con Estación Memoria, se irrumpe el concierto, pues todo el tiempo se reproducían canciones originales de retroVISOR y después de ésta empezó la tanda al pasado con el uso de covers de música colombiana antigua.  Al hablar con uno de los asistentes a este concierto sobre esta canción me expresó “¡es realmente un viaje en tren!”…y yo estaba pensando –y sintiendo- exactamente lo mismo.

Como se ve, para retroVISOR es igual de importante lo visual y lo sonoro.  Resulta paradójico que comúnmente decimos “voy a ver un concierto”, no a ESCUCHAR uno, cuando inconscientemente lo que buscamos es VER una banda en vivo.  La acción de ver una construcción musical entonces recobra una gran importancia, y es esto lo que más recalca retroVISOR: dejar VER la imagen de la música, pues siempre al lado de la música, está la imagen.  Para ellos, los visuales son un instrumento más, no son solo acompañantes, sino que la función de éstos en el proyecto es reflejar su propuesta desde las artes visuales.  Y esta perspectiva cobra mucho sentido al ahondar en la formación profesional de los integrantes principales de la banda.  Por un lado, Carmen Gil Vrolijk es artista plástica con una maestría en Literatura y ha centrado su trabajo principalmente en la creación de proyectos multimedia e interactivos tanto en la docencia como también en su trabajo como artista.  Por otro, Camilo Giraldo Ángel es músico con un master en guitarra clásica en Cuba y en lo profesional y en la ejecución de sus proyectos se ha enfocado en las sonoridades tradicionales colombianas.

Con la unión de este tipo de intereses, se hace más clara la razón de ser del proyecto retroVISOR.  En las presentaciones se observa una gran cantidad de herramientas visuales con un toque retro porque para los integrantes es importante ir hacia delante (a través del uso de la tecnología y de los conceptos de lo moderno), pero utilizando la historia, lo antiguo y la memoria, es decir; ir hacia atrás.  Carmen explica que los visuales que se ven en las presentaciones son diversos, pues varios son material original que ella ha creado, y otros son documentos de archivo de historia y de sus viajes a través de los paisajes colombianos.  Por ejemplo, una de las canciones Gaita.n que hace parte del disco– Amazonas S.O.S lanzado en el 2007, recoge varias imágenes y audio de archivo del líder político Gaitán y a nivel musical la gaita es la protagonista logrando de este modo un dialogo con la imagen, la música e inclusive con la similitud de los nombres entre Gaitán y el instrumento gaita, propio de las tribus indígenas de la costa Caribe colombiana.

RetroVISOR resulta entonces en una mezcla de varias herramientas visuales, sonoras y performáticas que a fin de cuentas responden a la trayectoria que ha tenido la banda.  En el 2004 los integrantes se unieron y realizaban proyectos electrónicos, especialmente de mezclas de jazz, trip-hop y lounge.  En este entonces se llamaban VISOR.  Dentro de los proyectos que elaboraban, se incluían trabajos para alcaldías de video mapping en las plazas o en las iglesias, por ejemplo, hicieron mapping en la catedral de Lourdes con el proyecto Electrópolis en el 2011 y en la Iglesia de las Aguas se presentó Vicachá en el 2012.  Además de esto, crearon el colectivo La Quinta del Lobo que se enfocaba en mezclar las artes visuales, la tecnología, la danza y la música en vivo creando por tanto una obra escénica.


Pereira EM

En la propuesta del disco Amazonas S.O.S se enfocaban principalmente en dos cosas: en rescatar las sonoridades tradicionales colombianas como la cumbia, el porro, merecumbé y en términos de la imagen, rescataban la misma estética de la época en que estas sonoridades tenían lugar.  El Amazonas S.O.S recopila entonces la idea de los beats mezclados con el rock y con la música colombiana de los años 40´s y 50´s.  Por esto, desde este disco retroVISOR logra una definición mucho más propia de su proyecto, pues fue aquí cuando se hizo más evidente las mezclas extremas tanto de géneros musicales como de visuales.

Amazonas_SOS

El viaje atávico de retroVISOR: La acción de producir un viaje en un auditorio es un trabajo fascinante que retroVISOR logra magistralmente.  Ellos consiguen que el espectador a través de su visor viaje con la estética de la banda hacia al pasado.  Cualquiera pensaría que después de este salpullido mirando hacía atrás, se podrían generar sentimientos atávicos o nostálgicos, pero esto es imposible que suceda.  RetroVISOR expulsa tanta energía, que después de la asistencia a una presentación de ellos es como un nuevo comienzo.  Éste es como una pócima fulminante y energética, un viaje psicodélico por muchas dimensiones y una capsula de poder que no trasmite más que conocimiento. Nos inmortaliza en momentos pasados de nuestras vidas o simplemente nos hace vivir experiencias no vividas.  Todo el  poder que tiene este proyecto musical y audiovisual es fundamental que sea vivido alguna vez en nuestras vidas.  Imperdible.

*Angela Lourdes navarro, becaria del premio de periodismo cultural y critica para las artes de IDARTES.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Comments ( 0 )